Homofobia, impunidad y derechos humanos

Carlos F. Lusverti.-

El pasado 17 de mayo, fue el día internacional contra la homofobia y transfobia; es decir un día para visibilizar las acciones en contra del odio a las personas debido a su orientación sexual y una de las peores formas de esa fobia de ese odio e intolerancia falta de aceptación del otro sólo porque es diferente es la que se manifiesta en la impunidad para los crímenes de odio y violaciones de derechos humanos, cuando la impunidad. Los tratados de derechos humanos han proclamado la igualdad de derechos entre las personas; y la prohibición de discriminación por una serie de  condiciones, así refiere en el Artículo 2 que “Toda persona tiene todos los derechos y libertades proclamados en esta Declaración, sin distinción alguna de raza, color, sexo, idioma, religión, opinión política o de cualquier otra índole, origen nacional o social, posición económica, nacimiento o cualquier otra condición.”

Resulta perfectamente claro que entre esas “otras condiciones” queda protegida la persona contra la discriminación basada en su orientación sexual. Sin embargo las obligaciones de respeto y garantía de los derechos humanos obliga a los estados y sus gobiernos, en (1) respetar los derechos y eso implica que no existan discriminaciones directas o expresas por actos del estado; pero igualmente (2) la obligación de garantizar supone que se tomen medidas para asegurar el efectivo goce y disfrute de los derechos y dentro de esta obligación el estado debe garantizar la protección contra las agresiones de parte de autoridades estatales, y de particulares sean promovidas o toleradas. Igualmente debe tomar medidas para combatir prácticas culturales o costumbres que puedan tener por efecto la discriminación.

Hace algunas semanas el mundo se conmocionó por la muerte de Daniel Zamundio en Chile a causa de los golpes propinados por grupos intolerantes; Mientras en Europa oriental (Ukrania) amenzas y ataques de sectores extremistas impidieron una marcha del orgullo gay. Igualmente en zonas de forntera y en el marco del conflicto armado en Colombia, los actores armados amenazan a pesonas por su orientación sexual. En Camerún, hay según cifras de Amnistía Internacional siete hombres encarcelados a consecuencia de la legislación que penaliza las relaciones sexuales consentidas entre personas del mismo sexo; y en Sudáfrica, los ataques contra la comunidad LGBTI no se investigan adecuadamente, creando así un clima de impunidad para quienes los perpetran y se violan innumerables derechos (libertad de expresión, asociación, reunión, libertad personal, prohibición de tartos crueles y torturas,etc.) usando como herramienta la violencia.

Tanto las legislaciones y prácticas discriminatorias de parte de las autoridades, los discursos homofóbicos de parte de lideres políticos o de opinión que alientan o justifican los actos de particulares o grupos de ataque a las personas en razón de su orientación sexual son formas de violación de derechos humanos sea porque tienen por efecto excluir, restringir, privar o menoscabar derechos humanos de las personas, sea porque la acción de esos grupos o particulares no sean sometidos a la justicia ni se garantice a las víctimas la adecuada reparación; es decir que la impunidad también puede ser una manifestación de homofobia.

La Corte Interamericana ha dicho contundentemente que “los Estados tienen la obligación de no introducir en su ordenamiento jurídico regulaciones discriminatorias, eliminar las regulaciones de carácter discriminatorio, combatir las prácticas de este carácter y establecer normas y otras medidas que reconozcan y aseguren la efectiva igualdad ante la ley de todas las personas. Es discriminatoria una distinción que carezca de justificación objetiva y razonable.”

Para cumplir con esta obligación los estados deben entonces legislar levantando barreras y eliminando discriminaciones, pero además investigando seria, imparcial e independientemente los hechos donde podría estar involucrado patrones discriminatorios pero además combatir las prácticas discriminatorias que alientan esos patrones.

 

Más información

África: En el día internacional contra la homofobia, no más discrim...

Camerún debe revisar la legislación que penaliza las relaciones hom...

Crímenes de odio y leyes antidiscriminación

Principios de Yogyakarta

Amnistía Internacional: Una Ley Antidiscriminación puede salvar vidas

Visitas: 242

Etiquetas: crimines, de, derechos, discriminación, homofobia, humanos, igualdad, odio, transfobia, yogyakarta

Añadir un comentario constructivo

¡Necesitas ser un miembro de Activistas de Amnistía Internacional Venezuela para añadir comentarios!

Participar en Activistas de Amnistía Internacional Venezuela

Denuncias

Fotos de Apoyo a los Derechos Humanos

© 2014   Creado por Amnistia Internacional.   Tecnología de

Insignias  |  Reportar un problema  |  Política de privacidad  |  Términos de servicio