Informe de la Red de Apoyo por la Justicia y Paz: Registrados 473 casos de tortura en Venezuela en los últimos 15 años

Fiorella Perrone y Alfredo Ruiz integrantes de la Red de Apoyo por la Justicia y la Paz.(Foto Nubia Reina)
Zaida D. Arias Molina

Caracas, junio 23 (REDACTA).- Desde 1995 hasta 2010 se han atendido 473 casos de víctimas de torturas y tratos crueles, inhumanos o degradantes en Venezuela.

El informe elaborado por la Red de Apoyo por la Justicia y la Paz fue dado a conocer este miércoles en rueda de prensa por Fiorella Perrone y Alberto Ruiz, quienes denunciaron que en Venezuela se ha practicado la tortura no sólo en épocas dictatoriales, sino también en los gobiernos democráticos.

Los voceros de la Organización No Gubernamental están conscientes de la necesidad de la aprobación de una Ley para prevenir y sancionar la tortura y otros tratos crueles, inhumanos y degradantes. Creen que esta normativa se constituiría en un instrumento valioso para investigar y sancionar a los responsables de este delito, y para rehabilitar y reparar el daño ocasionado a las víctimas, sus familias y comunidades.

En Venezuela no existe una definición legal clara del término de tortura, y a juicio de los integrantes de la Red de Apoyo obliga a los fiscales del Ministerio Público a presentar acusación contra losa funcionarios policiales por lesiones personales (las consecuencias de la tortura), y no por los graves actos de tortura y maltrato. Desde 2001 la Dirección de Derechos Fundamentales de la Fiscalía General de la República fijó como doctrina que esos delitos deben ser tipificados también como maltrato al detenido (artículo 181 del Código Penal) y quebrantamiento de pactos internacionales.

Tortura en cifras

De acuerdo al informe elaborado por la Red de Apoyo a través de un estudio realizado en enero de 2003 y junio de 2010, señala que se han atendido un promedio de 30 víctimas de tortura por año, lo cual evidencia según la ONG la gravedad del problema en el país, ya que la mayoría de las víctimas no quiere denunciar y someterse al calvario de la búsqueda de la justicia.

Según Perrone y Ruiz de 200 casos se atendieron en los primeros diez años (1985-1994), 261 entre 1995 y 2002, y 212 casos en los últimos 8 años (2003-2010), de los cuales el 80% son hombres entre 18 y 28 años. De los sectores más pobres del país, el 20% son mujeres; la mayoría obreros, campesinos o estudiantes quienes han sido detenidos arbitrariamente por funcionarios del Cuerpo de Investigaciones Científicas, Penales y Criminalísticas, la Guardia Nacional o policía estatal. Estas personas son esposadas y amarradas, aisladas durante horas, o días sin visitas ni alimentos, golpeados, pateados en diferentes partes del cuerpo, amenazados, sometidos a simulacros de ajusticiamientos, y luego interrogados colocándoles bolsas plásticas en sus cabezas o sometiéndoles a fuertes descargas eléctricas.

Madre denuncia maltratos a su hija detenida

Vidalina Vera, madre de Wilmary Brizuela, quien fuera detenida por funcionarios del Cicpc el pasado viernes 18, denunció ante la Fiscalía General de la República las torturas a las que fue sometida su hija luego de ser sacada de forma violenta de la Universidad Bolivariana de Venezuela en Ciudad Bolívar, donde trabaja como profesora.

Brizuela está presuntamente implicada en el asesinato de la profesora universitaria María Gabriela Casado, hermana de la juez rectora del estado Bolívar, Mariela Casado.

Vidalina Vera aseguró que su hija fue sacada de su lugar de trabajo con violencia y que otro grupo de funcionarios de la policía científica ingresó “de forma brutal” a su casa y sin orden de un tribunal y se la llevaron detenida a la sede del Cicpc “donde estuvimos secuestrados por más de 12 horas ya que no se nos tomó ningún tipo de declaración”.

“Fuimos liberados cerca de la medianoche mientras que mi hija quedó retenida. Nunca tuvimos contacto durante todo ese tiempo. Más tarde nos enteramos del horror que ella había vivido: había sido torturada salvajemente por un gran número de funcionarios, hombres y mujeres, quienes le pusieron bolsas en la cabeza con gas, golpearon sus partes íntimas y le aplicaron electricidad en todo el cuerpo”, expresó Vidalina Vera.

Aseguró que han vivido momentos de mucha angustia ante la desmedida actuación policial del Cicpc. “Le reclamé a uno de los funcionarios que esa no era la forma de llegar a una casa y lo que hizo fue tomarme por el cuello, tratando de asfixiarme y diciendo que él mismo me llevaría a Fiscalía”. “Mi hija, Wilmary Brizuela fue torturada salvajemente por el Cicpc. Ella es totalmente inocente”, aseguró Vidalina Vera.
http://www.el-carabobeno.com/p_pag_not.aspx?art=a240610e06&id=t...

Visitas: 120

Etiquetas: CICPC, Fiscalía, Ministerio, Público, tortura

Añadir un comentario constructivo

¡Necesitas ser un miembro de Activistas de Amnistía Internacional Venezuela para añadir comentarios!

Participar en Activistas de Amnistía Internacional Venezuela

Denuncias

Fotos de Apoyo a los Derechos Humanos

© 2014   Creado por Amnistia Internacional.   Tecnología de

Insignias  |  Reportar un problema  |  Política de privacidad  |  Términos de servicio