Informe sobre la Comisión Nacional para la Reforma Policial

El presente informe, fue presentado al Prof. Juan Bautista Borrelli, profesor de Política Criminal en la Maestría en Ciencias Penales y Criminalística de la Universidad Arturo Michelena, San Diego, Estado Carabobo.

El presente informe es sobre el trabajo realizado por la Comisión Nacional para la Reforma Policial, la cual fue instalada mediante resolución del Ministerio del Interior y Justicia el 10 de abril del 2006. La precitada Comisión fue integrada por representantes de distintos sectores del Estado Venezolano y de la sociedad Venezolana, los representantes fueron: El ministro del Interior y Justicia, un representante de la Asamblea Nacional, un representante del Ministerio Público, un representante de la Defensoría del Pueblo, un representante del sector empresarial, dos representantes de organizaciones para la defensa de los Derechos Humanos y tres profesores universitarios, y el Consejo General de Policía, todas estas personas fueron llamadas para un objetivo común: Realizar un profundo trabajo de investigación el cual nos diera como resultado una radiografía sobre la realidad policial Venezolana, tomando en cuenta todas las relaciones entre la Policía como institución y los demás integrantes que hacen vida en la sociedad.
Dicha “radiografía” logró encontrar las distintas fracturas y lesiones que existen dentro del sistema policial venezolano (nudos problematizadores) y así mismo, logró una visión introspectiva de una situación que genera malestar en la Sociedad, vale destacar que este malestar sobre el tema policial, viene en razón de los reiterados casos sobre violaciones de los derechos humanos y principios constitucionales de forma arbitraria, de forma continua y diaria (Caso Sindonni, Masacre Kennedy, etc) y también tuvo como objetivo otorgar las herramientas para crear un nuevo modelo policial, más eficiente, más organizada y que cumpla con las disposiciones constitucionales y tratados internacionales sobre el respeto a los Derechos Humanos.
El método de investigación desde mi punto de vista, fue totalmente idóneo, ya que le otorga a sus resultados una total y absoluta legitimidad, se utilizaron medios de consulta difusos y concentrados según convenga en cada caso, abarcando distintas temáticas, abarcando una totalidad de 5.429 personas consultadas entre mayo y octubre del año 2006. La importancia de un efectivo método de consulta aparte de la validez que le da a los resultados del estudio, es que sirven de termómetro social.

Los resultados del trabajo de la CONAREPOL da como resultado negativo la intromisión de los factores políticos dentro de las Instituciones Policiales, causando un servilismo que va en detrimento de la protección al ciudadano, y a favor de la clase política. Teniendo esta premisa bien definida, el gobierno nacional ha politizado espacios policiales de forma agresiva, lo cual constituye una clara contravención a lo establecido en el informe de la Comisión ut supra, dejando clara la poca voluntad del gobierno de abandonar el egoísmo político buscando demostrar que cualquier éxito que tenga la policía, sea utilizada para su provecho partidista. Este tipo de conductas servilistas representan un verdadero riesgo para la Institución Policial, ya que su debe legal y constitucional es en principio con el pueblo Venezolano, no con un factor de poder temporal. Minar de política a los cuerpos policiales, crea caldo de cultivo para la corrupción y solidaridades automáticas que solo pueden traer impunidad y resultados negativos para la Institucionalidad, ahora bien es también, ahora, hay que estar conscientes que la voluntad política no necesariamente coincide con la voluntad profesional de realizar las cosas, y estos a veces van en sentido contrario.
Otro hecho que desde mi lógica, es absolutamente criticable, es la falta de representantes de las policías uniformadas, solo hubo un representante del CICPC (Cuerpo de Investigaciones Penales y Criminalísticas) en la dirección de la Comisión, considero absolutamente negativo tratar de estudiar a la Policía sin policías, si bien es cierto que muchos de ellos participaron cuando fueron entrevistados y cuando fueron consultados, no es menos cierto que su participación en el proceso tuvo que haber tenido un mayor protagonismo en la directiva de la Comisión, ya que ellos son lo que en clase se denominó –libros vivientes- conocen de primera mano los problemas, los vicios, las violaciones a los DDHH. Así mismo es importante la participación de la policía para la creación de nuevos paradigmas, para su renovación no debería ser desde afuera, sino en forma conjunta y participativa.
Un hecho que considero positivo, es la creación de la UNES (Universidad Nacional Experimental de la Seguridad) es un hecho que ha sido contundente para el cambio de la situación policial, son los formadores de la policía nacional, creo que los principios que promocionan en su página web: (http://www.unes.edu.ve) son los adecuados, estos principios son: bajo los principios de justicia social, respeto a los derechos humanos, igualdad de género, diversidad e interculturalidad, cooperación solidaria, participación ciudadana, calidad, pertinencia, formación integral, educación a lo largo de toda la vida, vinculación con los planes de desarrollo nacional y cooperación internacional.
Considero que estos principios son necesarios para contrarrestar la mentalidad paramilitarista, corporativista y agresiva que tiene el policía formado en las antiguas formas de enseñanza, lo cual solo genera abusos, impunidad y formas policiales atrasadas e inadecuadas.
El hecho de que todos los funcionarios estudien en la UNES, es tremendamente positivo ya que se tendrá la oportunidad de estandarizar todos los procedimientos, organizar estructuralmente las policías y compenetrarse distintos cuerpos policiales de forma eficiente para combatir el delito, así mismo, se tiene la valiosa oportunidad de lograr que la policía cumpla con su función como la concibió la Comisión Nacional para la Reforma Policial, la cual consiste en que la policía debe ser una institución pública, civil, de función indelegable y concurrente, orientada por los principios de participación, permanencia, eficacia, eficiencia, universalidad, democracia, control de desempeño y evaluación de acuerdo con procesos y estándares definidos y sometida a un proceso de planificación y desarrollo en función de las demandas de la comunidad en los ámbitos nacional, regional y local. De igual forma considero positivo que no solo se formen policías, sino que también forman : Cuerpos de Policía Estadales y Municipales, Cuerpo de Investigaciones Científicas, Penales y Criminalísticas, Cuerpos de Bomberos, Cuerpo de Protección Civil y Administración de Desastres. Penitenciaristas, Cuerpo Técnico de Vigilancia y Transporte Terrestre.
Ahora bien, también considero importante recalcar que la CONAREPOL no solo hace un diagnostico a la policía, también detecto varios nudos problematizadores importantes, reveló la existencia de violencia intrafamiliar y denota la poca participación policial en estos conflictos, también denota la gran cantidad de problemas relacionados al ordenamiento de la ciudad, y esto aunado a la carencia de recursos hacen en ocasiones toda una dificultad poder tener un patrullaje adecuado, según datos obtenidos en su investigación realizada por la CONAREPOL señala que “un porcentaje importante de los agentes que son asesinados, mueren abatidos cuando están fuera de servicio, lo que daría fuerza a la hipótesis de que la causa de la muerte son emboscadas, más que enfrentamientos” , esto es un evidente caso de violencia comunitaria, la cual se presenta producto de enfrentamientos inter-grupales (delincuente vs. Policía) producto de la obvia animadversión que existe entre policías y criminales. Así mismo, la Comisión ofrece otro indicador de letalidad policial, esté muestra que en 2005, por cada civil que es lesionado en enfrentamientos con la policía, fallecen en iguales condiciones 3 ciudadanos. Es decir, que estamos frente a una policía que mata más que hiere, triplicando la cifra de decesos la de lesionados. Otro caso, son los indicadores que revelan la magnitud y características de la fuerza física por la policía, y violaciones de Derechos Humanos, todo esto se representa en VIOLENCIA entendida ésta como un nudo problematizador.

Así mismo, las armas de fuego que obtienen los criminales de forma ilegal provienen generalmente de la comercialización de las mismas por parte de la fuerza pública, la cual utilizan para atracos, homicidios, inserción paramilitar en la comunidad. Todo esto sucede por la no supervisión del parque de armas de las distintas policias, por el excesivo corporativismo e inescrutabilidad, la cual no permite hacer una investigación a tiempo para determinar responsabilidades penales correspondientes.

Otro nudo problematizador que deja entrever la Comisión, es la pésima y devastadora Imagen Policial, según revela la comisión solo el 0,80% de la población considera que la actuación de la policía como muy buena, y el 52% la considera regular.
Esta pésima imagen policial, genera un excelente ambiente para delinquir, ya que la población se siente sin protección y los delincuentes se percatan de ello, y tienen mayor libertad para hacer fechorías, ya que la fuerza pública no tiene eficacia en su función de control social, ni como cuerpo para la prevención del delito.

El Abuso Policial, es otro grave nudo problematizador. En un contexto donde los mecanismos de supervisión son escasos y en el que los funcionarios policiales carecen de claros y estandarizados protocolos de actuación, el uso de la fuerza dejo de ser algo excepcional, y se convirtió en algo frecuente, como medio de afirmar la autoridad frente a la población.

Por otro lado, la población de cierto modo avala dicho abuso de la fuerza, al considerar que esta les proporciona mayor seguridad, todo esto bajo el marco de un perverso proceso de negociación donde la población estaría dispuesta a ceder algunas cuotas de sus derechos fundamentales a cambio de mayor seguridad. Sin embargo, esta tolerancia encuentra interrupciones importantes cuando el colectivo considera que ha sido objeto de la misma alguna persona no recibida como delincuente (Briceño-León, Carmandiel y Avila, 2002)
Si bien la coacción y el uso de la fuerza física son propiedades definitorias de la actividad policial (Gabaldón, Birkbeck y Bettiol, 1990)

La CONAREPOL establece que “existe una debilidad relevante para aproximarse al fenómeno del uso abuso de la fuerza por parte de los cuerpos de seguridad del Estado: la inexistencia de datos confiables y validos. No existe un registro oficial unificado de este tipo de hechos”. Desde mi punto de vista, esto es sencillamente producto de la falta de escrutinio por parte de la población y de las instituciones del Estado en la actividad policial, la cual ha funcionado apartada de controles y supervisión. Es producto de una educación bajo principios errados, la inexistencias de normativas claras y aplicables, la inexistencia o funcionamiento irregular de organismos disciplinarios, la cultura policial machista y que apologiza la violencia, la falta de armas no letales.

Ahora bien, habiendo analizado los nudos problematizadores, voy a analizar los ejes transversales, entendiéndose estos ejes, como acciones posteriores al diagnóstico realizado por la Comisión: el respeto a los DDHH, esto incluye la definición de objetivos y estándares de actuación ajustados al respeto y protección de los derechos y la dignidad humana en la educación del nuevo policía nacional, así como desarrollo de instrumentos normativos y deontológicos informados por esta perspectiva, para evitar que estos funcionarios cometan abusos.

Otro eje transversal importante, es la participación de la comunidad en la actividad policial. El maridaje policía-comunidad es estratégico para prevenir el delito, para facilitar a los funcionarios policiales la información importante para actuar de forma oportuna y optima.
Base Legal:
Artículo 52. Los cuerpos de policía promoverán estrategias y procedimientos de proximidad a la comunidad que permitan trabajar en espacios territoriales circunscritos, para facilitar el conocimiento óptimo del área y la comunicación e interacción con sus habitantes e instituciones locales, con la finalidad de garantizar y asegurar la paz social, la convivencia, el ejercicio de los derechos y el cumplimiento de la ley.



Carácter del servicio de policía comunal
Artículo 53. El servicio de policía comunal es profesional, predominantemente preventivo, proactivo, permanente, de proximidad, comprometido con el respeto de los valores, la
identidad y la cultura propios de cada comunidad. A fin de dar cumplimiento a este servicio los cuerpos de policía podrán crear núcleos de policía comunal.

Educación, el nuevo policía que se está formando es universitario, bien pagado y bien dotado, todo esto es definitivamente un progreso.

Yo propongo, que se debe acelerar el proceso de unificación de policías a nivel nacional, y que se debe de forma expedita crear nuevas sedes de la UNES, en distintas ciudades del país, a los fines de terminar de eliminar los viejos modelos policiales ineficientes que no están respondiendo a las necesidades de la población venezolana, y el Estado, está constitucionalmente obligado a ofrecer a la nación venezolana (art. 55 de la Constitución de la República Bolivariana de Venezuela) El Estado debería tener como política criminal urgente la atención a todos aquellos factores que inciden en el aumento de la criminalidad en Venezuela, tales como urbanismo, desempleo, hambre. Debería evitar caer en la dialéctica marxista del conflicto de clases, ya que solo busca polarizar la población de forma innecesaria y contraproducente para todos, y para concluir, opino que la CONAREPOL hizo un trabajo importante y de una gran magnitud, ahora la clase política Venezolana está obligada a cumplir con el mandato constitucional de protegerlos contra el crimen.

Visitas: 1841

Añadir un comentario constructivo

¡Necesitas ser un miembro de Activistas de Amnistía Internacional Venezuela para añadir comentarios!

Participar en Activistas de Amnistía Internacional Venezuela

Denuncias

Fotos de Apoyo a los Derechos Humanos

© 2014   Creado por Amnistia Internacional.   Tecnología de

Insignias  |  Reportar un problema  |  Política de privacidad  |  Términos de servicio